El arma estaba en la casa una mujer ligada al clan Toro. Lo confirmó el ministro de Seguridad Claudio Maley.

Si bien Maley prefiere no referirse a clanes narcos, sí resaltó el alto poder de fuego que tenían y en una sola casa.

“No tienen recursos económicos ni medios para ser un clan” designa Maley pero relata que durante el procedimiento realizado esta madrugada en cuatro casas del barrio Matadero de Villa 9 de Julio, incluyendo la de Margarita Toro quien lideraría la banda narco, 40 motocicletas se concentraron en la zona al estilo “soldaditos”, atentos al accionar policial.

El comisario Francisco Picón, subjefe de la Policía de Tucumán, contaba en declaraciones radiales que el arma de guerra, como calificó Maley a la MFK3, sólo se consigue con autorización del Renar, esto devela el crecimiento del mercado negro de la venta de armamento.

Ya desde la Justicia Provincial se mostraban alarmados por la cantidad de armas que se encuentran en la sociedad civil, Maley en este sentido contó que ya se van secuestrando 200 más que en igual período que el año pasado.

Los allanamientos fueron ordenados por el juez Facundo Maggio, en una causa que se lo menciona a Maximiliano Toro, esto, detalla Maley, “tiene que ver con un enfrentamiento armado que se registró el sábado pasado, en una aparente disputa de territorio, fue ahí que comenzó el trabajo de investigación de la Policía de Tucumán que terminó hoy con otro golpe al narcomenudeo”.

Fuente: Los Primeros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here