La Gaceta

El conductor de la línea 10 fue internado con múltiples heridas, algunas de carácter “muy graves”, el 12 de diciembre luego de recibir varias puñaladas propinadas por un delincuente en un intento de robo, luego de subir al colectivo.

René López recibió puñaladas que le afectaron hígado, pulmones, diafragma y lo dejaron grave.

Según manifiesta la ministra de Salud de la Provincia, Rossana Chahla, el joven fue recibido por el equipo de emergencias del Hospital padilla y luego derivado a Terapia Intensiva donde el grupo de especialistas “estuvo a la altura de la gravedad del caso”.
La titular de la cartera de salud indicó que el equipamiento con el que se trabajó también fue un factor que permitió para sacar al joven de su estado delicado.

Ahora, 33 días después de su internación, con una recuperación asombrosa, René continúa con su evolución favorable en una habitación común.

El trabajador se mostró agradecido con el trabajo que hicieron los médicos: «me dijeron que montaron dos veces un quirófano en la terapia, vinieron fuera de sus turno para sacarme adelante. Me dicen que todo fue un milagro porque no pueden creer que aguanté seis operaciones».

López habló sobre lo que se viene: «ahora sólo pienso en descansar en casa. No sabría decir si volvería a subirme a un colectivo, eso lo definiré con el tiempo. Mis compañeros me apoyaron todo el tiempo y hasta los pasajeros vinieron a ayudarme. Todos me mimaron mucho».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here