«La falta de aplicación de la ley de Educación Sexual Integral en todos sus niveles, herramienta fundamental para la prevención de abusos sexuales se traduce en que cada 3 horas una adolescente menor de 15 años es madre en la Argentina, obstaculizando sus posibilidades de desarrollo. Obligar a niñas y adolescentes a parir y a maternar es una tortura», se expresa MuMaLá – Mujeres de la Matria Latinoamericana tras el caso de violación, embarazo y cesaría de la nena de 11 años en la provincia de Tucumán.

«Sostenemos que el Estado sigue sin garantizar el derecho a la salud integral de las mujeres, adolescentes y niñas».

“Lo que ha sucedido con la niña de 11 años en nuestra provincia es una vulneración de derechos, revictimización y más violencia ejercida sobre ella, no se preservo su salud integral de ninguna manera, ya que desde un primer momento manifestaron se le practicara ILE”, sostiene Milsa Barros.

Señala que la niña no accedió a su derecho de una interrupción legal del embarazo, sino a un parto por cesárea, con los riesgos que implica en tanto a procedimiento quirúrgico.

Barros resalta en este sentido “Es imprescindible garantizar los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres en Tucumán. El acceso a la ILE debe realizarse sin demora alguna, tal cual se estable en el protocolo de ILE, para distintas causales en nuestro país y se lo contempla en el Fallo FAL”.

Recordemos que el Art 86. Del Código Penal establece desde el año 1921 que se puede acceder a una interrupción legal del embarazo cuando es producto de una violación. Además, la Corte Suprema de Justicia de la Nación mediante el fallo F.A.L del año 2012, proclamó que; “los abortos deben realizarse de forma rápida, accesible y segura”

Es decir que no requieren judicialización y que cualquier dilación u obstaculización debe ser sancionada.

“Queremos el pleno desarrollo de nuestras niñas y adolescentes, y es por ello que exigimos se garanticen los derechos a la salud y la vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here