Miguel Zelaya, representante de los trabajadores, confirmó que la empresa cumplió el sábado con el pago de los $3 mil pesos acordados. El referente se manifestó agradecido con la gente que se acercó a colaborar con la causa.

El paro de los trabajadores de los supermercados Luque se levantó el viernes por la tarde y el sábado abrieron las sucursales. Sin embargo, el conflicto no terminó. La firma concretó el pago de $ 3.000 a cuenta de los dos tercios del sueldo de mayo que aún está en mora y lo recaudado en las ventas del fin de semana se destinará al pago del resto de los haberes adeudados.

«Nosotros volvimos a trabajar el sábado con el acuerdo que se firmó que se pagaban los tres mil pesos. Fue un acuerdo precario porque la situación es mucho más compleja, pero priorizando la fuente de trabajo volvimos a abrir las sucursales. Con la promesa de que la recaudación del fin de semana iba a estar destinada a tratar de saldar lo que quedaba del resto del mes de mayo», explicó Miguel Zelaya, representante de los trabajadores.

Zelaya calculó que el acuerdo con los proveedores se estaría realizando a partir de este lunes, y «si es que hay un compromiso serio y realmente la empresa hace las gestiones estaríamos más bien cerca del jueves o viernes normalizando la entrega de mercaderías porque son muchos los proveedores», aclaró.

«Nosotros apelamos más que nada a conservar la fuente de laburo», reiteró, al tiempo que agradeció el apoyo de la gente que se solidarizó con la causa. «Fue impresionante, se nos acercaban y nos decían que estaban por la causa y la venta casi toda se hizo en efectivo», comentó.

«Nosotros defenderemos los 1200 puestos de trabajo, pero estamos dispuestos a seguir conversando», señaló.

Fuente: LV12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here